Villa Adolfo López Mateos

Villa Adolfo López Mateos. También conocido como El Tamarindo. Esta sindicatura se formó en 1962 con las familias desplazadas de las orillas del río Humaya, afectadas en sus propiedades por la construcción de la presa Adolfo López Mateos.

Geográficamente limita al norte con el Municipio de Mocorito y la Sindicatura de Jesús María; al sur con la de Culiacancito y el Municipio de Navolato; al este con la Alcaldía Central y al oeste con Navolato. Sus principales vías de comunicación son la carretera Culiacán-Culiacancito-Estación Viturato, Carretera Internacional México-Nogales y la vía del ferrocarril.

En lo productivo, la sindicatura depende de una agricultura que predominantemente es de riego, aprovechando para ello la existencia de una serie de diques, canales y drenes. En su territorio viven aproximadamente 10 mil 130 personas que se encuentran distribuidas en 20 comunidades, donde sobresalen la cabecera de Villa Adolfo López Mateos y las comunidades de Limón de los Ramos, La Campana y Campo Morelia.

Como parte de sus tradiciones, están los festejos del 22 y 23 de mayo, las fiestas de San Francisco de Asís, de la Purísima Concepción y de la Virgen de Guadalupe.

Tepuche

La Sindicatura de Tepuche, se localiza al norte de la municipalidad de Culiacán. Cuenta con aproximadamente 3 mil 565 personas, siendo las comunidades más pobladas las de Tepuche, Agua Caliente de los Monzón y Palos Blancos. Tiene sus colindancias al norte con el Municipio de Badiraguato-Presa Adolfo López Mateos y el Estado de Durango; al este con la Sindicatura de Imala y al sur y oeste con la Sindicatura Central.

Se tiene como significado de Tepuche, que es un vocablo cahita compuesta de teput, pulga, y tzi, posposición ubicativa; en sí la palabra significa lugar de pulgas. Su territorio es característico de la sierra sinaloense, aunque en los límites con Durango y Badiraguato su orografía es muy agreste. La principal corriente hidrológica es el río Humaya, que cruza su territorio procedente de Badiraguato y se dirige rumbo a la ciudad de Culiacán, para unirse al Tamazula y formar el río Culiacán.

También existen arroyos intermitentes, pues sus cauces únicamente arrastran agua durante la temporada de lluvias. Por el rumbo de Agua Caliente de los Monzón, existen aguas termales con alto contenido sulfuroso, por lo que se le atribuye propiedades curativas. Palos Blancos en los periodos vacacionales, es habilitado como punto de recreación, aprovechando las aguas del Río Humaya.

Tepuche es la principal comunidad de esta Sindicatura, a ella se llega por un camino pavimentado de 10 kilómetros que la comunica con la Ciudad de Culiacán. Su población vive prácticamente de una agricultura granelera y de temporal, otras actividades son la avicultura, ganadería de tipo extensiva, industria del ladrillo, corte de leña y estacón, y fabricación de carbón. Religiosamente la comunidad se encuentra organizada en una cofradía, que en Semana Santa realiza una serie de festejos para recrear el vía crucis de Jesús el Nazareno.

Otros festejos son el día de la Virgen de la Asunción (15 de agosto), el día del ejido (8 de diciembre) y la celebración de la Revolución Mexicana (20 de noviembre), en la que se realiza un desfile cívico y un baile popular.

Tacuichamona

Esta sindicatura se encuentra al pie de la Sierra Madre Occidental, por lo que su economía es precaria pues su agricultura es de temporal y la ganadería es extensiva. También han desarrollado la fabricación de ladrillo.

Héctor R. Olea afirma que Tacuichamona esta formada por una voz híbrida, cahita-náhuatl, derivación de la palabra Tacuchamona o Tacu chomona, después de la voz cahita tacu, palma; y la radical azteca o mexicana tzonomía, rasgar, romper, por lo que puede significar palma quebrada o rota. En cambio para Eustaquio Buelna la palabra puede venir de las dos primeras sílabas de tlacuetlayan, recuesto de cerro, y de tzomoni; adjetivo salido de tzomonia, romper, destrozar: ladera de cerro rompida; o de tlacohtli, fecha, y el mismo tzomonia: flechas rompidas.

Hacia el norte de su territorio pasa el río San Lorenzo sirviéndole como limite natural de esta sindicatura con la de San Lorenzo, al este limita con el Municipio de Cosalá, mientras que al oeste lo hace con la Sindicatura de Quilá y al sur con la de Emiliano Zapata.

Aproximadamente 2 mil 699 personas radican en las siete comunidades de esta sindicatura a saber: San Francisco de Tacuichamona, Las Flores, La Estancia de los García, La Chilla, El Walamito, El Aguaje y Los Caballos.

Una corriente hidrológica importante es el arroyo intermitente de Tacuichamona, al igual que las represas o tapos de la Estancia de los García y del Walamito.

Su red caminera se caracteriza por ser en su mayoría de terracería, solamente es camino pavimentado el tramo de la carretera internacional México Nogales y el entronque de 2 kilómetros a la cabecera.

En Tacuichamona son tradicionales las fiestas de las mudanzas, las de Semana Santa y la de los cofrades. Por los montes cercanos existen una gran cantidad de petroglifos.

Sindicatura Central

Los investigadores no se han puesto de acuerdo sobre el significado de Culiacán, razón por la que dan varias versiones extrañas y misteriosas: Colhuacán o Teocolhuacan puede significar entre otras cosas, Lugar de culebras, Cerro torcido, Donde tuercen los caminos y Donde adoran al Dios Coltzin.

Existió antiguamente una población indígena llamada Huey-Culhuacan que se remonta al tec-patl, que corresponde al año 628 de nuestra era; los aztecas la edificaron durante su peregrinación. Se ignora su ubicación exacta, pero se supone que estuvo próxima al actual pueblo de Culiacancito. Aquí nació el culto a Huitzilopochtli, el dios guerrero de la mitología azteca.
Esta alcaldía, en su jurisdicción no incluye a la Ciudad de Culiacán, pero aún así controla 30 pueblos. Aquí se mezclan comunidades que ya se han incorporado a la zona urbana de Culiacán como es el caso de La lima, Los Mezcales, La Loma de Rodríguera, El Ranchito, Juntas de Humaya y Bachigualato, con centros urbanos importantes como el Campo Diez, y comunidades meramente rurales.

Hacia el norte colinda su territorio con la Sindicatura de Jesús Maria y la de Adolfo López Mateos y la de Tepuche, hacia el oeste con la de Culiacancito y Aguaruto, al este con Tepuche e Imala, mientras que al sur los hace con Sanalona y Costa Rica.

En esta sindicatura se práctica una agricultura altamente tecnificada, además de poseer la mayor parte de la infraestructura industrial, de comercio y servicios del municipio.

Esta parte del municipio está bien comunicado; pues lo hace a través de la Carretera México Nogales, Autopista Culiacán Navolato, Maxipista Benito Juárez, Maxipista Culiacán Mazatlán, Carretera Culiacán Eldorado, Culiacán Imala, Culiacán- Sanalona, Culiacán Tepuche, además del sistema ferroviario y de un aeropuerto internacional.

Sanalona

La sindicatura de Sanalona se localiza en el Municipio Culiacán del Estado de Sinaloa México y se encuentra a una mediana altura de 100 metros sobre el nivel del mar y cuenta con una población total de 987 personas. Actualmente en esta sindicatura viven 23 personas en hogares indígenas. Sanalona es un vocablo híbrido náhuatl e hispano que se compone del atezquismo canautli, pato; y lona, aumentativo castellano que significa lugar de patos grandes.

Su territorio es irregular en su superficie, pues, aloja parte de la Sierra Madre Occidental, por eso su economía es eminentemente rural; es decir, depende de una agricultura temporalera y una ganadería extensiva. Hacia el norte, esta sindicatura está delimitada por el territorio de Imala y el Estado de Durango, al sur por las sindicaturas de Las Tapias y Central, al este, por el municipio de Cosalá y la Sindicatura de Imala.

Por su jurisdicción serpentean las aguas del Río Tamazula, corriente hidrológica que desde 1948 es embalsada por la Presa Sanalona, cuyas aguas se utilizan para la irrigación de la mayor parte del Valle de Culiacán, generación de energía eléctrica, caza y pesca deportiva y para consumo humano. Sobre el arroyo conocido como Vinoramas, se construyó la presa Juan Guerrero Alcocer. Sanalona está comunicado a través de la carretera Culiacán-Sanalona y el tramo carretero Sanalona Tamazula.

San Lorenzo

San Lorenzo, se ubica a 50 kilometros de la ciudad de Culiacán y cuenta con 5 comisarías en una extensión territorial de 157.830 kilómetros cuadrados.

Su riqueza principal, es la ganadería, agricultura de temporal y maderas de la zona serrana. La cabecera de la sindicatura con el mismo nombre se remonta al siglo XVI, en Tabalá una de las comisarías, se encuentra un templo catalogado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia como una reliquia arqueológica que busca afanosamente su rescate para orgullo de su pueblo.

La jurisdicción territorial de esta sindicatura es delimitada hacia el norte por la Sindicatura de Las Tapias y el Municipio de Cosalá, hacia el sur colinda con la de Tacuichamona y la de Quilá, al este se encuentra el Municipio de Cosalá y al oeste la Sindicatura de El Salado.

Su población se acerca a las 2 mil 467 almas, siendo las comunidades más pobladas Tabalá y San Lorenzo, de menor población son Copaco, El Realito, La Bebelma, los Durmientes y Palo Blanco.

El Río San Lorenzo cruza su territorio sirviendo límite natural con la Sindicatura de Tacuichamona. La principal vía de comunicación con que dispone es la carretera internacional México-Nogales que la cruza de sur a oeste.

Su agricultura es más predominante de temporal sobre todo rumbo a la serranía. Es característico de la región el aprovechamiento de la humedad de las tierras cercanas al río, para sembrar veranos de hortalizas y maíz. En las cercanías del poblado de San Lorenzo y sobre la carretera Internacional está instalada una fábrica de cal hidratada que tiene capacidad para producir 180 toneladas al día.

Como parte de sus atractivos turísticos se puede señalar que el poblado de Tabalá posee una iglesia con notoria arquitectura colonial, además de las tumbas que existen alrededor de la misma.

En el poblado de San Lorenzo es una tradición festejar al santo patrono el 10 de agosto, así como el día de los santos difuntos el 2 de noviembre. Por su parte la comunidad católica de Tabalá festeja el día de la Purísima Concepción el puro 8 de diciembre.

Quilá

La Sindicatura de Quilá forma parte del valle del San Lorenzo y se localiza en la parte central del Municipio de Culiacán. Al norte colinda con Costa Rica y El Salado; al sur, con la Emiliano Zapata; al este, con San Lorenzo y San Francisco de Tacuichamona y, al oeste, con la de Eldorado.

Esta sindicatura de Quilá se ubica a 51 kilometros de Culiacán y la integran 17 comisarías en una extensión territorial de 346.583 kilómetros cuadrados. De acuerdo con Eustaquio Buelna Pérez, Quilá perteneció a la nación indígena lacapaxa y su nombre proviene de Quilápa, palabra azteca, compuesta de quiltic, cosa verde, atl, agua o río, y la terminación local pa, significando así, río verde, por la vegetación de sus orillas.

Su territorio es prácticamente plano y su fertilidad se aprovecha para el cultivo de granos, hortalizas y leguminosas, para ello se aprovechan las aguas que arrastra el Río San Lorenzo. Cuerpo de agua importante es la laguna lacustre que está por el rumbo de Valle Escondido.

Posee aproximadamente 19 mil 529 residentes, siendo las comunidades más pobladas Quilá, Oso Nuevo, Oso Viejo, La Loma de Redo, El Melón o San Alejandro, Tierra y Libertad y Tierra y Libertad 2. La sindicatura está comunicada por vía terrestre mediante el uso del ferrocarril, existiendo en su territorio la estación ferroviaria de Quilá; también la cruza la autopista de cuatro carriles Culiacán-Mazatlán, importante es la carretera que corre por la margen derecha del Río San Lorenzo y que une a El Salado, con Quilá y Eldorado, así como la carretera que se construyó por la margen izquierda del río para unir a la Sindicatura de Eldorado con la de Quilá.

Esta rúa se inicia en el campo pesquero de El Conchal y se dirige rumbo a El Higueral, de ahí sigue pasando por Portaceli, San Alejandro o El Melón, la Loma de Redo hasta llegar a Quilá. Entre los atractivos turísticos del municipio sobresale la fiesta que se realiza todos los años el 2 de febrero, en honor al Día de la Candelaria; así como las fiestas de aniversario de la fundación de los diferentes ejidos que existen.

Otro de los atractivos turísticos con los que cuenta Quilá son las poblaciones de Oso Nuevo y Loma de Redo, donde quedó plasmada la mano de las familias Redo. Dentro de las artesanías destaca la alfarería. Su ganadería y su comercio son importantes. Aquí se encuentra funcionando un museo comunitario, en donde se exhiben objetos que muestran la riqueza cultural de la región, otro similar se puede visitar en la Loma de Redo.

Su suelo irrigado es aproximadamente del 90% principales cultivos de maíz, caña de azúcar, sorgo y frijol, cuenta con estructura para secado y almacén de semillas y se encuentra comunicada por carretera y ferrocarril.

También cuenta con el canal San Lorenzo, con grandes álamos que instan a descansar.

Las Tapias

La jurisdicción territorial de la sindicatura está delimitada hacia el norte por la Sindicatura de Sanalona y el Municipio de Cosalá, hacia el sur colinda con la de Tacuichamona y la de Quilá, al este se encuentra el Municipio de Cosalá y al oeste la Sindicatura de El Salado.

Para el cronista Héctor R. Olea, Las Tapias, viene del náhuatl, plural castellanizado de tapia, que vine del aztequismo tlapixqui, guardián de algo, custodio. El topónimo significa lugar guardado con cuidado y vigilancia. La toponimia se explica porque este sitio servía de atalaya a los indios para impedir las invasiones de las naciones tepehuanas y xiximes.

En Las Tapias viven aproximadamente 3 mil 450 personas en 22 comunidades diseminadas por todo su territorio, destacando por su densidad demográfica el Limón de los Tellaeche, La Guamuchilera, Los Vasitos y Las Tapias.

La economía de la región gira en torno a una agricultura de temporal y a una ganadería de tipo extensivo y de traspatio. Su superficie es serrana en un 80%, su principal riqueza la ganadería, sus cultivos son de temporal, tiene riqueza forestal, merecedora de reforestación y explotación racional, en ella se encuentran grandes yacimientos de fierro, el oro y la plata, entre otros no explotados.

La comunicación terrestre se realiza a través de una red de caminos vecinales que son transitables en la mayor parte del año. Las Tapias, cuenta con 9 comisarías y se ubica a 25 kilómetros de Culiacán y tiene una extensión territorial de 220.489 kilómetros cuadrados.

Jesús María

Esta villa forma parte de la zona serrana que se encuentra en el norte del Municipio de Culiacán y cuenta con 5 mil 62 personas. Se integra por las comisarías de Agua Amarrilla, El Limoncito, Las Guásimas, Las Higueras, La Reforma, La Anona, Los Limones, Los Girasoles y Paredones.

Su territorio está limitado al norte por el Municipio de Badiraguato; al sur por la Alcaldía Central; al este con el Municipio de Mocorito y la Sindicatura de Adolfo López Mateos, y al oeste por la Sindicatura de Tepuche. Su cabecera lleva el nombre de Jesús María, y se llega por un camino pavimentado en buenas condiciones parte del entronque de la carretera internacional, al norte; esto es en las cercanías del pueblo de La Campana y termina en la presa Adolfo López Mateos.

En el norte de su territorio, pero en la jurisdicción del Municipio de Badiraguato, se construyó la presa Adolfo López Mateos, también conocida como El Varejonal, en este cuerpo de agua los habitantes de Jesús María se dedican a la pesca de bagre, mojarra y tilapia. Además que en apoyo a la acuicultura existe en esta obra hidráulica, un centro para la producción de 21 millones de unidades de crías de tilapia y bagre para su comercialización y siembra.

Para la generación de energía eléctrica, la Comisión Federal de Electricidad tiene instalada en el vaso de la presa, una planta hidroeléctrica. La población vive prácticamente de una agricultura de temporal y de la ganadería, aunque también se contratan como jornaleros agrícolas en el valle de Culiacán.

En su cabecera se encuentra un guamúchil centenario, cuyo tronco sólo es abarcado por varios hombres. Fiestas tradicionales de la sindicatura, son las dedicadas a la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre de cada año, los días de Semana Santa y el día de muertos.

Imala

La sindicatura de Imala, es hoy por hoy uno de los centros turísticos que el Municipio de Culiacán se ha empeñado por convertirlo en un gran atractivo no solo para el visitante local, sino para el turista regional y nacional. Esta hermosa villa con 4 mil 316 personas, es una de las sindicaturas alteñas que según los filólogos, su nombre es palabra de origen azteca que proviene de imalacatlán, compuesto de la partícula ornativa in, malacatl, rueda y atlan, con significado de agua que hace rueda.

La razón es que el Río Tamazula, poco después de haber dejado a la población a su derecha, gira hacia la izquierda formando un arco. Aquí se pude adquirir alfarería, chorizos, pan, panelas y quesos. Imala anteriormente fue una región que tuvo una especial significancia política y religiosa, además de la económica, toda vez que era la entrada natural a pueblos y ranchos sierreños.

Por aquí bajaban los metales de reales de minas de Durango como Topia, y Canelas, asimismo a través de Imala se hacía el comercio con Tamazula. Sin embargo, entró en un rápido proceso de decadencia cuando se construyó la presa de Sanalona, sobre el río Tamazula, que sepultó en el agua todos los caminos hacia la sierra duranguense. Hoy, Imala es sólo una sombra de lo que fue, ahora se sostiene precariamente de una agricultura y una ganadería de muy baja productividad.

Esta comunidad cobró gran relevancia política cuando prohijó el alzamiento del general Francisco Cañedo el 3 de Septiembre de 1871 a favor del general Porfirio Díaz contra la reelección de Benito Juárez y la elección de Eustaquio Buelna como gobernador de Sinaloa. Su santo patrono es San Juan. Aquí, se festeja la Semana Santa y el día de los Santos Difuntos, mientras que en El Pozo se realizan festividades para conmemorar la Revolución Mexicana.

La principal vía de comunicación al pueblo de Imala, es la carretera pavimentada que a partir de la ciudad de Culiacán inicia su serpenteo de 22 kilómetros para poder comunicarse con Imala. Últimamente, Imala ha recobrado su vigor con la explotación del turismo regional con sus aguas termales.